Tag Archives: roma

camino de Civitavecchia

Ayer parti de Roma con tres amig*s de la ciclofficina hacia el lago Martignano.

Salimos tarde en tren desde Ostiense hasta Anguilara. tras la hora de tren pedaleamos un poco, casi nada, y llagamos al lago. Como propósito de relax funcionó a la perfección.

El lago, mas o menos de 2km de diametro, hundido entre colinas verdes con prado natural y árboles de bosque mediterráneo.

Unos baños, comer pizza con gazpacho y una birra nada mejor para disfrutar del “dolce far niente” :D

Por la tatde mi compañia ha de volver a Roma y me dejan alli, pasare la noche bajo las estrellas.

Antes de que caiga el sol me doy un garbeo y encuentro un grupo de ciclotiristas de lo mas variopinto de la geografia europea, me uno al grupo para la cena y charlar un rati. Luego a dormir pronto, que hay que levantarse con el sol.

A las 7 arriba, no hay nadie en el lago salvo el grupo ciclista, un baño para despejar, con el viento que hace me despierto enseguida, desayuno, despedida del grupo que enfila Roma y parto.[ruta en bikemaps.net]

Primero un buen re-desayuno en Anguillara  y luego a pedalear: Bracciano, Manziana, subidon hasta Tolfa.

Tolfa, Lazio, Italia

Como iba con adelanto pues me pase unas horas en los entornos, antes de llegar a Allumiere un paseo por un hayedo, parada en un parque a leer, compra antes del barco para cenar y desayunar.

Con calma bajada larga y super agradable hasta Civitavecchia, la ciudad es bastante fea, un puerto insulso y un casco viejo no muy viejo así qye aqui estoy en el muelle de embarque tres horas antes de salir menos mal que hay duchas y ya no huelo a cuclista.

ahora movilizado

Veo que no hay un post desde hace un año, es bastante vergonzoso pero tratare de remediarlo.

Me he venido a WordPress con todo el petate huyendo del Gran Hermano, ojalá que no me quiten la ilusión de escribir…

Uno de los últimos post era en mi nueva, ahora vieja, casa un dia de nieve. Ha pasado todo un verano y casi el invierno, ya llueve de nuevo y espero que no vuelva a nevar en Roma a estas alturas… ya vale con la lluvia.

El cambio de percepción respecto a una ciudad que tras un tiempo causa fatiga al vivirla, por su tamaño y lo mal estructurados medios de tanporte, por las horas que consume el trabajo, por, supongo, que deja de haber una novedad en cada esquina. A pesar de todo, cada dia busco la imagen, el trascurso que me hace seguir disfrutando de este enorme pueblo que es Roma.

Las situaciones de barrio las encuentro en Piaza Farnesse y su cercano Bar Peru, o en el super cercano al Coloseo, en el florista de San Giovani o bajo los arcos del acueducto bajo los que he pasado durante 11 meses todos los días para ir al trabajo.

Roma, un centro del mundo para los romanos y un escaparate permanente para quien tenga un poco de aprecio por la fotografía.